Es esta zona tan sensible un lugar donde también tenemos a menudo que reparar por medio de cirugía diferentes afecciones tanto patológicas como estéticas. El resultado, a menudo, es una cicatriz que nos gustaría borrar o como mínimo disimular. Las cicatrices más frecuentes que cubrimos con micropigmentación suelen ser:

Micropigmentación mamaria
Micropigmentación mamaria
  • Cicatrices periareolares por aumentos o reducciones de pecho.
  • Falta de pezón por mastectomías provenientes de un cáncer.
  • Pezón reconstruido después de un cáncer de mama pero con falta de color.
  • Asimetrias en pezón.
  • Cicatrices epidermicas mamarias en reducciones y aumentos de pecho.

El pezón se puede colorear para igualarlo al otro ya existente, también lo reconstruimos íntegramente en los casos en los que ya no exista y las cicatrices de cualquier ídole se igualan al color del resto de la piel circundante, de igual forma hacemos con las cicatrices periareolares

Si has pasado por una mastectomia, con motivo de un cáncer, te interesará leer nuestra oferta gratuita, click aquí.

Comparte:
Share